23.4 C
Caracas
martes, 19 enero, 2021

Jubilados de la alcaldía de Puerto Cabello recibieron bolsa del CLAP incompleta

La cesta navideña que por contrato colectivo debe ser entregada en noviembre no les fue otorgada el año pasado, los trabajadores recibieron en cambio una bolsa de comida escasa de rubros

-

Puerto Cabello.- Luego de hacerlos esperar toda la tarde a las puertas de la sede de Campo Alegre, en Rancho Grande, la alcaldía de Puerto Cabello entregó a sus trabajadores jubilados una bolsa de alimentos de las que venden los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en vez de la reglamentaria cesta navideña a la que tienen derecho por contrato colectivo.

Tal acción provocó por momentos una situación tensa porque los jubilados municipales, entre los que hay educadores, fueron engañados desde el pasado mes de noviembre cuando la alcaldía ha debido de hacerles entrega de una cesta de Navidad, según cláusula del contrato colectivo de trabajo vigente, y no lo hizo.

LEE TAMBIÉN

Estudio: Clap solo cubrió 12% de requerimientos nutricionales de la población en 2019

Freddy Pérez, en nombre de los jubilados, dijo que la dirección de Recursos Humanos de la alcaldía “nos estuvo engañando hasta el último día de diciembre con la entrega de la cesta navideña que nunca entregó, ahora nos citaron ayer para hacernos la retardada entrega y lo que nos dieron fue una bolsa del CLAP muy escasa de alimentos.”

Pérez insistió que los citaron a la 1:00 de la tarde, a la sede administrativa de la alcaldía, para una jornada de fe de vida “y cambiaron de forma irresponsable, unilateral, la cesta navideña que nos corresponde por una bolsa del CLAP que, además, nos la entregaron a las 5:30 de la tarde después que nos hicieron pagar plantón durante horas.”  

LEE TAMBIÉN

Empaquetadora de Clap despide a más de 500 empleados 

Los jubilados indicaron que la bolsa de alimentos que les entregaron solo contenía tres paquetes de arroz, cuatro de harina de maíz, un paquete de caraotas y un paquete de avena en hojuelas que, por cierto, la mayoría de estos últimos empaques estaban rotos y hubo un reguero del producto en el piso.

Los jubilados afirmaron que frente a esta última humillación solicitaron a los jefes les fueran cambiados los paquetes rotos de avena y la respuesta de la asistente de Tulio Velásquez, director de Hacienda de la alcaldía, fue invitarlos a desalojar sus oficinas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado