29.4 C
Caracas
martes, 20 octubre, 2020

Habitantes de El Limón reviven la inundación del #9sep cada vez que llueve

El 9 de septiembre de 2020 la furia del agua arrastró lo que consiguió a su paso en El Limón, como ocurrió el 6 de septiembre de 1984. Las intensas lluvias registradas en la montaña desbordaron las quebradas afluentes del río El Limón y la inundación llegó hasta La Candelaria. Sobrevivientes señalan que todavía hay mucho qué hacer y vecinos por atender en el municipio aragüeño

-

Han pasado 30 días del deslave de El Limón, en el municipio Mario Briceño Iragorry del estado Aragua, y sus habitantes aún tiemblan cada vez que escuchan que comienza a llover o cuando ven completamente nublada la montaña del parque Nacional Henri Pittier.

A diferencia de la tragedia del 6 de septiembre de 1984, cuando más de 100 personas perdieron la vida, en esta ocasión no se reportaron víctimas fatales, sin embargo, las perdidas materiales son incalculables.

Sin cifras oficiales definitivas a un mes de la inundación, fuentes de Protección Civil y de la alcaldía reportan que más de 300 casas fueron afectadas y 37 quedaron completamente destruidas.

Una de los sectores más golpeados por la inundación fue El Piñal, donde bajan las quebradas afluentes del río El Limón.

En la zona no hay barro y las calles están despejadas de escombros, pero quedan en el ambiente señales de la furia del agua. Aún hay grandes rocas que cayeron del cerro y vehículos tapiados por el lodo. Algunas viviendas quedaron con chispas de barro y en sus paredes tienen una marca que recuerdan el nivel de la inundación.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

Galería | Una mirada a El Limón después de la tragedia

Frente a la capilla de La Santa Cruz varias casas que quedaron gravemente dañadas fueron derribadas, porque sufrieron daños estructurales, entre ellas la casa de Copei.

A la fecha, los entes gubernamentales han entregado 11 viviendas a damnificados, han otorgado créditos del Banco Bicentenario y recuperaron el servicio de agua. Los habitantes agradecen el apoyo, pero dicen que todavía hay mucho qué hacer y vecinos por atender.

Las historias de la tragedia

En algunas casas el olor a humedad es penetrante. En esas condiciones viven muchas familias como Wiston Rodríguez, de 52 años de edad, quien junto a su hijo, nuera y nieto lograron escapar de la furia de la quebrada Corral de Piedra, que inundó su casa, dañó la nevera y lavadora, y arrastró la cocina, una poceta y un tanque de agua.

LEE TAMBIÉN

Banco Interamericano de Desarrollo dona $200.000 para afectados de El Limón

Fiorella González, la embarazada rescatada por sus vecinos, hoy está dedicada a preparar el parto que está previsto en dos semanas. Confesó que se sobresalta cada vez que escucha truenos y nota que va a llover. Le preocupa que está a punto de parir y se quedó sin hogar.

Virgilio Felipe Feliú, de 59 años de edad, quien sobrevivió a la fuerza de las aguas del río El Limón se recuperó de golpes y moretones. Su familia considera que su salvación fue un milagro porque las aguas lo arrastraron más de 7 kilómetros y él sin saber nadar se mantuvo a flote.

Sus ruegos y oraciones surtieron efecto y se encuentra totalmente recuperado, con ganas de volver a trabajar.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado