Gas comunal suspendió de forma indefinida despacho de bombonas en Puerto Cabello

Un grupo de compradores se quedó con los cilindros vacíos a las puertas de la distribuidora luego que una orden de Caracas ordenó suspender la venta para evitar aglomeración de personas

444
Comprasdores se quedaron sin poder adquirir la bombona después de una larga espera | Foto: Francisco Chirinos

El despacho de bombonas de gas fue suspendido el lunes 16 de marzo de forma indefinida en Puerto Cabello como parte de las medidas adoptadas por el gobierno ante el coronavirus, situación que complica aún más la persistente escasez del combustible utilizado para cocinar en el eje costero carabobeño.

La denuncia fue realizada por un grupo de compradores que hacían su cola a la entrada de la antigua Servigas, en el sector La Flecha de La Sorpresa, cuando les fue comunicado, después de permanecer horas a la espera de ser despachados, que una llamada hecha desde Caracas al gerente de Gas Comunal Puerto Cabello ordenó suspender el despacho de bombonas.

La explicación dada por gerente local es que la medida la tomó Caracas para evitar la aglomeración de personas que a diario se concentran a las afueras de la distribuidora oficial y de esta manera evitar los riesgos de propagación del coronavirusNo se informó cuándo será reanudada la venta de cilindros en una ciudad afectada seriamente por la escasez de gas doméstico, informó Pablo Zambrano quien fue uno de los afectados.

LEE TAMBIÉN

Lacava declara estado de alerta en Carabobo para prevenir coronavirus

Zambrano criticó una medida de esta naturaleza “por cuanto el gas doméstico es un producto de primera necesidad y su escasez es la que origina las colas, las aglomeraciones y esa alta demanda no existiría si el gobierno fuese capaz de garantizar, como se hacía hace años, un servicio eficiente.

“Muchas familias porteñas han vuelto a la costumbre de cocinar con leña por la falta de gas, un hecho indignante que desmejora la calidad de vida y todo ello es causado por la escasez del producto. Por eso la gente y las instituciones son sometidas a la humillación de hacer largas esperas a ver si le despachan las bombonas”, dijo Pablo Zambrano.

Otros porteños en la frustrada cola indicaron que el gobierno debe tener un plan paralelo para surtir de bombonas a la población “y al parecer no lo tiene. Una medida como esta no puede ser indefinida porque nos condena a todos a cocinar con leña”, aseveraron.

4.67/5 (3)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO