19.7 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

Fotogalería l Negligencia gubernamental decretó destrucción progresiva del antiguo Hotel Miramar

El primer hotel de lujo de Venezuela, patrimonio arquitectónico de la nación y de la autoría del afamado arquitecto Alejandro Chataing muere de a poco. El desinterés del Ministerio de la Cultura y el Instituto de Patrimonio Cultural, sus propietarios, dejan con su inacción que avance el deterioro que llevará inequívocamente a su desplome

-

La Guaira. La belleza del Hotel Miramar, ubicado en Macuto, se nota, aunque solo se puedan observar ruinas. La luz que se cuela, el aire que lo envuelve, lo hace un espacio mágico, aunque esté cubierto de maleza.

El Miramar es una de las edificaciones más importantes levantada en el estado Vargas durante la dictadura del general Juan Vicente Gómez. Su inauguración, realizada hace 94 años, un 1º de abril, consolidó a Macuto como la ciudad balneario, convirtiéndola en un destino vacacional y turístico por excelencia de temporadistas nacionales y extranjeros. 

 

El patio central del Hotel Miramar sucumbe ante la naturaleza y el olvido gubernamental. l Foto: Cruz A. Sojo

Lamentablemente, sus custodios, el Ministerio de Cultura y el Instituto de Patrimonio Cultural, la han sometido al olvido, quizás con la intención que el salitre y la falta de cuido terminen de hacer, lo que parece un hecho, que caiga a pedazos y no queden vestigios de su gloria. Todo ello a pesar de tratarse de un Monumento Histórico Nacional, de acuerdo a la declaratoria del 15 de abril de 1994, publicado en Gaceta Oficial número 35.441.

Los patios y terrazas se conservan llenas de vegetación. l Foto: Cruz A. Sojo

Desde el año 2000, el Estado ha presentado cinco planes de recuperación, pero ninguno se ha materializado. Sus famosas cúpulas ya sucumbieron, pero sus ventanales, arcos y mosaicos, siguen allí, en un ejercicio de terquedad de un patrimonio en riesgo.  

A pesar de ser un Patrimonio de la Nación, desde abril de 1994, el Hotel Miramar es sometido al más cruel olvido. l Foto: Cruz A. Sojo
Al final del Paseo de Macuto, la arquitectura del Miramar es un punto focal de atención. Vecinos y comerciantes sueñan con verlo recuperado, aunque suene a quimera. Foto: Cruz A. Sojo

Un mundo de historia en el Miramar

El antiguo comedor, donde se presentó Carlos Gardel y donde solía comer Juan Vicente Gómez cuando visitaba Macuto. l Foto: Cruz A. Sojo
 De sus cúpulas enigmáticas no queda sino las bases, sin embargo y a pesar del descuido, balaustradas y escaleras del Miramar aún se conservan. l Foto: Cruz A. Sojo
La luz del Caribe se cuela por los pasillos del Hotel Miramar. Los mosaicos de sus pisos son únicos en su diseño. l Foto: Cruz A. Sojo
Uno de los salones de festejo del Hotel Miramar. Este viernes 1º de abril se recordaron los 94 años de la inauguración del hotel. l Foto: Cruz A. Sojo
Por muchos años la Fundación Museo Armando Reverón, a través de los talleres Juanita Mota, dio vida a los espacios del Hotel Miramar. Un aviso ha sobrevivido como muestra. l Foto Cruz A. Sojo

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a