26.1 C
Caracas
sábado, 25 junio, 2022

En Carabobo y Miranda reducen las raciones para garantizar dos o tres comidas

Residentes de estos estados aseguran que deben recorrer al menos tres establecimientos comerciales en busca de precios que se ajusten a su bolsillo

-

Reducir las porciones de alimentos es la opción que tienen habitantes de los estados Carabobo y Miranda para poder comer dos o tres veces al día, pues el aumento constante del dólar y los bajos ingresos familiares les dificultan comprar los productos necesarios para mantener una alimentación balanceada.

La docente Elena Millán, residente de Puerto Cabello, asegura que sus ingresos no le permiten realizar un mercado o ir a diario a la bodega de la esquina para hacer compras, como antes.

«La escalada del dólar nos impide ahora, por ejemplo, comprar pan todos los días. Ayer en la panadería de la urbanización Las Llaves el precio del pan subió dos veces de acuerdo con la cotización del dólar», dijo Elena, quien es madre de 3 niños y confesó que su esposo tuvo que aprender a pescar para tener algún tipo de carne en las comidas.

Yelitza Lugo, habitante del municipio Naguanagua, contó que este 25 de noviembre recorrió entre dos y cuatro establecimientos comerciales para buscar precios que se ajustaran a su bolsillo y aseguró que en una semana los precios aumentaron más de 40%.

“Fue de chino en chino ‹en alusión a los negocios administrados por asiáticos›, ando a pie, no tengo gasolina y estoy horrorizada. U paquete de jabón que compré hace ocho días en Bs. 800.000 lo acabo de pagar en Bs. 1.450.000, compré ocho panes y allí se me fueron Bs. 1.535.000, el kilo de azúcar está en Bs. 760.000, un café pequeño en Bs. 1.400.000, a precio viejo, y el queso por el orden de los $3, ya no se puede”, expresó.

LEE TAMBIÉN

En Cuenta | Comercios reportan una caída de ventas cercana al 50% este año

Durante un recorrido por comercios del municipio Guacara, en el oriente de Carabobo, fue recurrente ver a los usuarios llegar a la caja y devolver los productos ante la imposibilidad de pagarlos. El cartón de huevos superó los Bs. 3.000.000, mientras que una mortadela sobrepasa los Bs. 2.000.000.

Miguel Rodríguez, profesor de un liceo público en Bejuma, cobró el equivalente a $5 este mes, lo que, según dijo, no alcanza para cubrir sus necesidades básicas, pese a que se ayuda dando asesorías pedagógicas, además de comprar y vender artículos.

«Aquí ya nadie come carne, pollo, pescado o frutas, eso es un lujo. El alza del dólar sin control es el arma que utiliza el gobierno para engañar al pueblo a través de una limosna llamada bono», consideró.

En el estado Miranda las porciones de alimentos también se ven reducidas en la mesa debido al aumento desmedido de los alimentos y las limitaciones económicas de las familias para adquirir los productos.

En los Valles del Tuy, este miércoles, medio cartón de huevos se vendía en Bs. 1.650.000, en promedio, un paquete de papel sanitario de cuatro rollos en Bs. 1.350.000, y la harina de maíz marca Pan en Bs. 920.000

Con información de Francisco Chirinos, Paula Bauer, Rosanna Battistelli

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a