26.1 C
Caracas
lunes, 23 noviembre, 2020

Coalición sindical educativa de Carabobo exige condiciones para retomar clases

Representantes de la Coalición Sindical Educativa de Carabobo denunciaron que más de 40% de los educadores de la región abandonaron sus funciones por las críticas condiciones salariales y las dificultades de movilización. Aseguraron que el otro 60% de los docentes realiza distintas actividades en albañilería, repostería, delivery, vigilancia y servicios de limpieza

-

Valencia.- Representantes de la Coalición Sindical Educativa del estado Carabobo denunciaron este 4 de noviembre que más de 40% de los educadores de la región se separaron de sus funciones y migraron a otras actividades como albañiles, reposteros, mucamas y vigilantes entre otras, para aumentar sus ingresos y poder alimentarse.

Los sindicalistas manifestaron su rechazo a las críticas condiciones salariales en las que se mantienen los 22 mil docentes de la región, quienes dijeron reciben solo dos dólares al mes.

“Los educadores con 15 y 20 años, con postgrado, doctorado están haciendo cualquier actividad comercial. El trabajo no deshonra a nadie, lo que deshonra es la forma vil y el atropello como están tratando a los educadores en este país con un 1 dólar quincenal y así pretenden que los educadores asisten a sus sitios de trabajo”, dijo el representante de la Coalición Sindical Educativa de Carabobo, José Gregorio Medina.

LEE TAMBIÉN

Resumen | Cinco reclamos de los docentes venezolanos en medio de la crisis

- Advertisement -

El líder sindical indicó que 100% de los educadores que se mantienen activos trabajan de manera intermitente por la falta de transporte, gasolina y las precarias condiciones en las que viven.

“Están trabajando con las uñas, guiados por la vocación y por el amor, no tienen condiciones físicas en los planteles, ni las herramientas tecnológicas para enviar las tareas a los niños, hay educadores que están dando hasta tres y cuatro materias porque los especialistas de matemáticas, física y química migraron, los salarios no les alcanzaban”, agregó el vocero del sector educativo.

Los representantes de los gremios educativos señalaron que tienen 24 meses que no reciben aumentos ajustados a la convención colectiva. Manifestaron preocupación, pues aseguraron que carecen de seguro médico y la mayoría no tiene recursos para atenderse en un centro de salud o comprar medicinas.

“Si un educador fallece, la familia debe recurrir a pedir plata a los familiares que están afuera para poder enterrarlos y eso es inhumano. No tenemos seguro porque se lo tragó la inflación, no tenemos cómo afrontar ningún problema de salud. Si un educador se enferma de COVID-19, entonces está doblemente amenazado, condenado a morir de hambre o a morir por el COVID-19”, expresó Medina.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado