21.5 C
Caracas
viernes, 30 septiembre, 2022

Cicpc no hizo prueba de ADN a cadáver entregado por error en Carabobo

Minerva Piñero, sobrina de Darío Piñero, quien apareció vivo después de un mes de su funeral, en Carabobo, señaló a El Pitazo que siempre dudaron de que se tratara de su pariente, pero ante el riesgo de que lo enterraran en una fosa común y la certeza que en un 80% tenía el Cicpc de que era él, aceptaron el cadáver

-

Al cadáver entregado erróneamente a la familia de Darío Piñero (53 años), habitante del municipio Bejuma en el estado Carabobo y quien apareció vivo después de un mes de su funeral, no se le practicaron las pruebas antropológicas ni de ADN, según lo reveló a El Pitazo su sobrina, Minerva Piñero, en entrevista concedida el sábado 4 de abril.

Piñero indicó que para aquel momento, funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de La Florida (Carabobo) les indicaron que el organismo no tenía recursos para hacer la mencionada prueba genealógica, la cual era clave para determinar a quién pertenecía el cadáver localizado en estado de descomposición el 17 de febrero en la laguna artificial de la Agropecuaria LS 2000, ubicada en el sector Banco Largo del municipio Bejuma.

«La familia planteó la posibilidad de costear estos estudios, pero los efectivos del Cicpc nos señalaron que no estaba permitido, por lo que el reconocimiento visual fue el único mecanismo que se tuvo para decir que se trataba de mi tío», narró la sobrina.

Dudas y certezas

Desde la primera vez que los parientes de Darío Piñero vieron su supuesto cadáver, dudaron de que era él. La ropa que llevaba fue una de las señales que les causó recelo, pues no coincidía con la que tenía puesta la última vez que lo vieron; sin embargo, a propósito de que el hombre deambulaba por las calles, ya que tiene problemas de salud mental, y la gente siempre le regalaba ropa, cabía la posibilidad de que hubiese cambiado su vestimenta.

«Fueron muchas las veces que acudimos a la morgue tratando de reconocer el cuerpo, pero solo nos permitieron verlo por fotos, ya que estaba muy descompuesto, con una data de muerte entre 10 y 16 días; y el hecho de que no tenía tatuajes ni una marca particular complicaba la identificación. Mi tía, al verle los pies, observó alguna similitud, pero algo muy remoto», recordó Minerva Piñero, quien acotó que le entregaron al Cicpc una foto de su pariente para que hicieran una comparación más exacta.

LEE TAMBIÉN

Hombre declarado muerto en Carabobo aparece vivo a un mes de su funeral

Los funcionarios del Cicpc dijeron estar seguros, un 80%, del que el cadáver pertenecía a Darío Piñero y de que el otro 20% le correspondía certificarlo a los familiares. «Una odontóloga forense también hizo presencia en la morgue, pero a mi tío no le gustaba ir al odontólogo, por su misma condición médica, y no se tenía ninguna historia de su dentadura. Le faltaban algunas piezas dentales y se le comunicó a la especialista, y aunque según su opinión se trataba de otra persona, casualmente los dientes que le faltan a mi tío, le faltaban al cadáver», acotó. 

A una fosa común

La autopsia practicada al cuerpo localizado el 17 de febrero en la laguna artificial de la Agropecuaria LS 2000 reveló que la muerte se produjo por causa de un infarto. El hecho de que Darío Piñero frecuentaba esa zona, se sumó a las posibilidades de que se tratara de él. 

En medio de tanta confusión e incertidumbre, una advertencia que hizo el Cicpc a los familiares de Piñero los hizo aceptar el cadáver. «Nos dijeron que sería sepultado en una fosa común; entonces decidimos retirar el cuerpo, confiando en que los expertos tenían una certeza de 80% de que era nuestro pariente», indicó Minerva Piñero.

El 1 de marzo, en horas de la tarde, la familia Piñero ya había finiquitado con una funeraria los trámites de rigor. No hubo tiempo para el habitual velorio, y a las pocas horas, ya cuando caía la noche, el supuesto cadáver del hombre que deambula por las calles de Bejuma estaba sepultado. ¿A quién pertenecía ese cuerpo? Es una de las interrogantes que ahora deben determinar las autoridades.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a