Al menos 30 docentes renuncian mensualmente en la Universidad de Carabobo

El vicepresidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, Gerardo Vasquez, aseguró que el motivo de las renuncias obedece a los bajos salarios, la eliminación de los beneficios con el decreto de la tabla única salarial y a la crisis general que, dijo regristra la universidad venezolana.

831

Valencia. El vicepresidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (Apuc), Gerardo Vasquez, aseguró que, registran al menos 30 renuncias mensuales de docentes en la casa de estudios motivadas por los bajos salarios y las deficientes condiciones laborales tras la aplicación de la tabla única salarial. 

El vocero de la Apuc manifestó su rechazo a las políticas implementadas del el Ministerio para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, las cuales dijo generaron una diáspora en el sector universitario. “El personal instructor está por el orden de los tres dólares mensuales y el personal que tiene más de 15 años haciendo carrera, titulares, doctores, con las máximas calificaciones, están por el orden de los seis dólares, esto significa empobrecimiento. Un obrero está por el orde de los dos dólares y un empleado administrativo de máxima categoría está por el orden de los cinco dólares. 

Vasquez señaló que, a las constantes renuncias se le suman los permisos y licencias, las cuales, en la mayoría de los casos, terminan en el abandono de los puestos de trabajo. “Las renuncias son en las siete facultades, en los dos campus, son muchos los vectores que están destruyendo a la universidad venezolana y todo esto tiene un solo protagonista, la política que sigue el actual Ministerio de Educación Universitaria”.

El representante de los docentes universitarios manifestó preocupación por el financiamiento de los programas académicos, así como por la infraestructura universitaria y la inseguridad en las instalaciones. 
“Estamos evidenciando una gran crisis, la universidad venezolana está prácticamente paralizada, las funciones de normal desenvolvimiento combinan una situación de precariedad laboral con fallas de infraestructura, porque en este momento no hay bibliotecas, no hay comedores, no hay la posibilidad de mantener los sistemas de vigilancia interna, los servicios de salud y atención están en la carraplana. Estamos viviendo una condición laboral de humillación, las condiciones para el financiamiento de las actividades académicas están en franco deterioro, debimos hacer un congreso de investigación y no se ha podido realizar”, acotó. 

Exigió que se mejore el trato de los profesores universitario en Venezuela y que se realicen las gestiones necesarias para el desarrollo de la universidad. 

DÉJANOS TU COMENTARIO