El Vacunómetro, herramienta periodística que registra el proceso de vacunación en el país, realizado por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), hizo un chequeo de cómo ha sido el primer año de vacunación contra el COVID-19 en Venezuela. Los datos encontrados arrojan que el país está lejos de tener a toda su población vacunada, solo 16 % tiene tercera dosis y desde enero de 2022 la aplicación de vacunas ha disminuido

El 22 de febrero del año en curso, Nicolás Maduro aseguró que Venezuela había vacunado a 102,6 % de su población contra el COVID-19. No obstante, el porcentaje que señala el gobernante no se refleja con los datos aportados por organizaciones internacionales y el gremio de salud del país.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, hasta el 29 de abril, Venezuela tenía 49,8 % de su población vacunada. Mientras que el Monitoreo Comunitario COVID-19, un estudio realizado por el gremio sanitario en Venezuela, que lleva el seguimiento de la vacunación en el país, señala que solo 45,7 % de la población tiene las 2 dosis de las vacunas.

La Alianza Rebelde Investiga hizo una revisión de lo que ha ocurrido en el primer año de vacunación en el país y pudo encontrar, además de la discordancia entre reportes independientes y las cifras oficiales, que el país no llega al 50 % de población vacunada con 2 dosis, solo 16 % tiene tercera dosis y los grupos de personas vulnerables con enfermedades crónicas han sido desatendidas desde que comenzó la pandemia.

Asimismo, se encontró que menos de la mitad de las personas mayores de 65 años habían sido vacunadas. Sin embargo, en lo que respecta a la vacunación de niños y maestros, de acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep), se avanzó satisfactoriamente: hasta marzo de 2022, 60 % de los estudiantes tenían las dos dosis y 100 % del personal docente, obrero y administrativo adscritos a Andiep tenía las dos vacunas en marzo de 2022.

De acuerdo con los datos del Monitoreo Comunitario COVID-10, desde enero de 2022 se ha visto una importante disminución de la aplicación de vacunas en el país. Según el médico internista infectólogo, Julio Castro, esto es una tendencia que se está viendo en todo el mundo. “La disminución es porque al tener más personas vacunadas menos gente va a vacunarse progresivamente, pero también es una expresión de que quizá no hay toda la disponibilidad de vacunas para que todo el mundo vaya a vacunarse. Es una mezcla de ambos fenómenos que no podemos discernir”.

Visita el especial del Vacunómetro y conoce más detalles aquí

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.