Durante los tres meses que el Vacunómetro ha monitoreado el plan de vacunación anti-COVID-19 en el país, se ha evidenciado mayor opacidad, inconsistencia y contradicciones en las cifras declaradas por las autoridades. La información oficial dada hasta el martes 24 de agosto revela que se reportaron 8,7% menos vacunas aplicadas que la data suministrada en la semana anterior

El plan de vacunación contra el COVID-19 en Venezuela continúa mostrando una total opacidad en la información oficial. En los tres meses que el Vacunómetro ha hecho seguimiento a este proceso, se evidenciaron inconsistencias y contradicciones en los datos suministrados por las autoridades de cada uno de los estados. Esta falta de estadísticas confiables es a su vez consecuencia del silencio que mantiene el gabinete de Nicolás Maduro y especialmente desde el Ministerio de Salud.

Pese a la poca transparencia en el suministro de la data, durante los últimos tres meses el Vacunómetro se ha empeñado en recopilar información que permita conocer el avance del plan de vacunación. De acuerdo con las declaraciones de las autoridades, se han aplicado 4.270.030 dosis hasta el martes 24 de agosto, lo que significa una inmunización parcial de 19,4%; es decir, personas que recibieron al menos una dosis.

Maduro dijo el 16 de agosto que espera vacunar al 70% de la población con “sus dos dosis” entre agosto y septiembre, acortando así el plazo fijado inicialmente de diciembre próximo.

Según el reporte sobre el número de dosis aplicadas de 4.270.030 dado a conocer por directivos de Salud y gobernadores, se observa que la cifra es 8,7% menor a la reportada anteriormente de 4.678.086. Con ello se revela una de las principales contradicciones de los voceros o la manipulación de las cifras por parte de las autoridades.

El boletín número 12 del Vacunómetro, la herramienta periodística de la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, resalta que el número de vacunas suministradas a la población es también mayor al total de 3.568.512 dosis distribuidas en los 23 estados más el Distrito Capital. Se constata que tampoco se han reportado todas las vacunas que han recibido en las regiones.

La versión oficial señala que desde el pasado 13 de febrero han llegado al país 3.230.000 vacunas desde China y Rusia, pero el gobierno dejó de reportar el ingreso de nuevas dosis.

Entre el 17 al 24 de agosto se observa que los estados Mérida, Táchira y Lara informaron cifras menores a la última actualización. Específicamente en Mérida solo se reportó el suministro de segundas dosis de Sinopharm. Mientras que en Táchira se refirieron a “personas inmunizadas” sin discriminar número de personas con una o dos dosis.

En Lara se ignoraron las solicitudes del Vacunómetro para conocer el detalle de las dosis aplicadas y la cantidad de vacunas que han llegado al estado centro occidental. La última actualización sobre las dosis recibidas fue el pasado 8 de julio.

Desde el pasado 6 de junio, las autoridades de Insalud de Carabobo no dan detalles sobre las vacunas que han llegado a la entidad, ni información sobre las jornadas de vacunación realizadas. El presidente del Colegio de Enfermeros de este estado, Julio García informó que entre el 9 y 23 de agosto se incrementó el número de ambulatorios operativos para jornadas de vacunación, donde se aplican cerca de 100 dosis por día. También indicó que se realizaron jornadas en el Parque Recreacional Sur, el módulo 810 y en el Centro de Diagnóstico Integral de Trapichito en Valencia. Aseguró que en la urbanización La Esmeralda del municipio San Diego se aplicaron 3.000 dosis para las personas que ya tenían la primera vacuna y otras 1.500 en la urbanización El Bosque de Valencia 1.500 dosis.

Nueve estados han anunciado cifras de primeras y segundas dosis aplicadas (Amazonas, Anzoátegui, Apure, Lara, Mérida, Monagas, Portuguesa y Táchira), pero en la última actualización solo informaron datos generales. Únicamente Vargas actualizó cifras de ambas dosis. Mientras que Aragua no ofreció información oficial.

Solo china

Ante la ausencia de segundas dosis de la rusa Sputnik V, se maneja la posibilidad de que los venezolanos, especialmente los mayores de 60 años, puedan pasar a un nuevo esquema de inmunización con la china Sinopharm. Hasta ahora, el Ministerio de la Salud no ha dado información sobre este tema ni cuál será el plan a seguir.

Las personas que esperan recibir su segunda dosis de Sputnik V alertan que han acudido cada semana a su centro de vacunación sin obtener una respuesta favorable. “Ya no van a llegar más vacunas rusas, aquí solo se está aplicando la china”, dijo un funcionario a Israel González de 51 años en Parque Miranda en Caracas, habitante del municipio Sucre.
Según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), menos de 200.000 personas habrían recibido las dosis requeridas para su inmunización.

Han pasado tres meses que no se reúne la Mesa Técnica de Vacunación para coordinar los planes de inmunización en el país. Esta instancia fue creada en febrero pasado y participan funcionarios de la administración de Maduro, asesores de la Asamblea Nacional de 2015 (de oposición mayoritaria), representantes de la OPS y de la Academia Nacional de Medicina, entre otros. Aunque se reunieron en cuatro ocasiones, no hubo más convocatorias por parte del gobierno para atender requerimientos del plan de inmunización o el tipo de vacunas que pueden llegar al país.

Por lo pronto, luego del pago de la deuda que Venezuela mantenía con la OPS, se espera el lote de 3,2 millones de dosis de las vacunas chinas Sinopharm (2.594.400) y Sinovac (693.600) en la primera entrega de dos previstas por el mecanismo Covax para este año. Se prevé que otras 1,7 millones de dosis de Sinopharm arriben al país en los últimos tres meses, según informó la organización internacional.

Las incongruencias

De acuerdo con los informes oficiales se han reportado en Venezuela 327.450 contagios y 3.924 fallecimientos desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 hasta el 24 de agosto de 2021. Maduro también informó que se detectó el primer caso de la variante delta el pasado 25 de julio.

Las cifras oficiales contrastan con el impacto del COVID-19 en los países vecinos. De acuerdo con Nature (un portal especializado en el tema), en Venezuela los reportes oficiales dan cuenta de 135 muertes por COVID-19 por cada millón de habitantes. En Colombia y Brasil, en cambio, informan sobre 2.440 y 2.700 muertes por millón de personas.

Pedro Delgado, vicepresidente del Institute for Healthcare Improvement, una ONG con sede en Boston, manifestó a Nature que los números no tienen sentido. “Es evidente que los datos (del gobierno) están completamente equivocados, son incorrectos e inútiles”

El Ministerio de Salud se negó a comentar a Nature sobre las inconsistencias en sus datos en comparación con otros seguimientos independientes.

Sin embargo, de acuerdo con las declaraciones de Julio Castro, investigador de enfermedades infecciosas de la UCV, a Nature, las cifras de la pandemia en Venezuela pueden ser hasta siete veces superiores a las reportadas por el Gobierno.


Esta noticia es parte del seguimiento al proceso de vacunación contra el COVID-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual.

Lee más sobre el #VacunómetroVen haciendo clic AQUÍ

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.