Siete voceros oficiales que se encargan periódicamente de informar sobre el avance del plan de vacunación en las regiones centraron sus alocuciones en las primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). El seguimiento de la Alianza Rebelde Investiga a las jornadas de vacunación calculó que en la última semana aumentó 32,5% la cantidad de personas inmunizadas

Las autoridades de Salud y gobernadores de Carabobo, Lara, Monagas, Sucre, Trujillo, Yaracuy y Vargas fueron los únicos que informaron sobre el alcance del plan de vacunación de la última semana de junio de 2021.
Otros cinco estados ofrecieron información parcial sobre el proceso de vacunación y los 11 estados restantes y Distrito Capital no declararon nada al respecto. Es decir, 50% de las regiones no informaron sobre la cantidad de vacunas recibidas y aplicadas.

Al menos en Falcón, Mérida, Aragua, Anzoátegui, Nueva Esparta, Barinas y Portuguesa los gobernadores y protectores de los estados centraron sus discursos en las elecciones primarias del Psuv, para escoger a los candidatos que participarán en los comicios regionales del próximo 21 de noviembre.

Sin embargo, el ocultamiento de cifras sobre el proceso de vacunación en Venezuela no es un hecho nuevo. Por ejemplo, desde marzo no se informa sobre cuántas dosis se han destinado para las jornadas de vacunación que se realizan en Distrito Capital.

El #VacunómetroVen, una herramienta periodística que monitorea el proceso de administración de vacunas anti-COVID-19 en Venezuela, desarrollada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) formada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, revela que la información oficial disponible no permite saber dónde se encuentran 32,6% que han llegado al país
El Vacunómetro también calculó que aumentó en 32,5% el número de dosis aplicadas en los últimos ocho días y, después de cuatro meses de haber iniciado el proceso de vacunación en Venezuela, apenas se ha inmunizado a 4,9% de la población necesaria para alcanzar la inmunidad de rebaño. Aunque, es preciso aclarar, no toda la población cuenta con la segunda dosis.

Desinformación e improvisación

El gobierno de Nicolás Maduro no ha publicado un plan de vacunación formal. No se tiene certeza sobre cuáles son las metas a mediano plazo o las prioridades para el Estado venezolano con respecto a la inmunización contra el COVID-19. Desde el seguimiento que realiza el #VacunómetroVen se evidencia que el proceso transcurre con improvisación y sin el cumplimiento de las metas a corto plazo.

Después de que al país llegaron las primeras 100.000 dosis de la Sputnik V, el 13 de febrero, el gobierno informó que vacunarían al personal sanitario. Sin embargo, a los 20 días llegó la primera donación de 500.000 vacunas chinas y con estas se empezó a vacunar al personal docente con la promesa de regresar a las clases presenciales. Sin embargo, el año escolar terminó en casa. Sin cubrir la vacunación a los trabajadores del sector salud y educativo, se inició la cobertura a las personas de tercera edad y con riesgo de comorbilidad.

A finales de mayo, cuando apenas llegaron al país 2.730.000 dosis, el gobierno de Maduro anunció la segunda fase de vacunación masiva que incluyó a la población general sin haber terminado la cobertura de la población de riesgo. Se reportaron protestas del personal sanitario porque aún no los habían vacunado. Aunque el Gobierno aseguró que ya habían aplicado las vacunas a 90% de los trabajadores de la salud, una encuesta de Monitor Salud, publicada a principios de junio, evidenció que apenas se había inmunizados a 37.478 de 75.191 encuestados en 61 centros de salud, es decir poco más la mitad de esa población prioritaria.

El pasado 24 de junio llegó, además, un lote de biológicos cubanos Abdala y empezaron aplicarlas el fin de semana en Ciudad Tiuna, urbanismo construido por el programa Gran Misión Vivienda Venezuela al suroeste de Caracas. Sin embargo, la comunidad científica ha declarado que las dosis Abdala son todavía un candidato a vacuna porque sus estudios y eficacia no han sido publicados en revistas científicas de reconocimiento ni ha sido aprobada por un organismo independiente. Además, aclararon que aplicarlas bajo estas condiciones en la población venezolana es inconstitucional. Hasta el momento los estudios sobre la Abdala se han realizado y han sido aprobados solo por los institutos cubanos.

Un mes después de iniciada la segunda fase, el Ministerio de Salud informó la extensión a 90 días para la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V. Según versiones de las personas que han asistido a la cita por la segunda dosis, recogidas por el #VacunómetroVen, el plan de vacunación masiva inició sin la cantidad de dosis suficientes. No todos han logrado la cobertura completa a los 21 días después de la primera inyección.

El gobierno informó que para finales de 2021 vacunarán a 70% de la población venezolana. Es decir, 22 millones de personas para lo que se requieren 44 millones de dosis. Pero hasta el 30 de junio, a Venezuela apenas habían llegado 3.230.000 dosis de vacunas rusas y chinas, lo que apenas representa 7,3%.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.