22 C
Caracas
miércoles, 21 abril, 2021

Pagar para que otro haga la tarea, un servicio popular en redes

La oferta se ha popularizado y también naturalizado como un servicio «profesional». Para la profesora Yesenia Blanco esta la proliferación pública del servicio representa una debilidad con la que deben luchar los docentes

-

Padres, amigos y conocidos de estudiantes promocionan en redes sociales y cadenas de WhatsApp una alternativa para cubrir una de las tantas grietas que han surgido en la educación a distancia debido a la pandemia: pagar para que otro haga la tarea. Así lo reseña Tal Cual en su página web.

“Es una manera de ganarse un dinerito por sus conocimientos. Siempre fue buena estudiante y ahora está sin hacer nada porque no ha empezado la universidad debido a la pandemia”, dice la madre de Marisol, una adolescente de 17 años que hace trabajos escolares ajenos y cobra entre 3 y 5 dólares, según la materia.

LEE TAMBIÉN

Docentes de Nuevo Horizonte planean reforzar a sus muchachos con tareas dirigidas

Según Tal Cual, la oferta se ha popularizado y también naturalizado como un servicio «profesional». Explican que, en redes sociales como Twitter e Instagram, ya existen páginas dedicadas a ello, y también personas que promocionan como un aval en su descripción: “las buenas notas están garantizadas”.

La profesora Yesenia Blanco considera que la proliferación pública de estas ofertas representa una debilidad con la que deben luchar los docentes a partir de ahora. Cuestiona que nadie vea con preocupación esta situación. «¿La idea es que el niño pase de grado sin haber hecho ni una sola tarea?», agrega.

Lea la nota completa en Tal Cual.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado