23.2 C
Caracas
lunes, 3 octubre, 2022

Migrantes venezolanos y wayuu se unen en semilleros de comunicación sin frontera

La alianza entre el consorcio Wayuunaiki-FDI (Fundación para el Desarrollo Intercultural) y el programa Conectando Caminos por los Derechos, de USAID, hace posible este trabajo que se desarrolla con población migrante y que forma y acompaña a estas personas para que sean voz y comunicación

-

La población migrante de Uribia, Riohacha y Maicao cuenta con medios y plataformas de comunicación propios, generados por infociudadanos y comunicadores comunitarios, quienes se han convertido en la voz de sus comunidades. Se trata de, al menos, 50 mujeres, hombres, jóvenes y adolescentes migrantes venezolanos y de la etnia wayuu que integran cuatro semilleros de comunicación.

Estas personas crean contenidos y transmiten información desde su territorio en español y wayuunaiki, al eje transfronterizo y forman parte de este proyecto que los une y los apoya.

Tejer la palabra sin fronteras para una migración conectada que aporta al territorio es un proyecto que nació con el objetivo de fortalecer y amplificar la voz de la población migrante y retornada, no solo en capacidades de comunicación para el cambio de comportamiento social, sino en la apropiación de sus derechos como migrantes.

Esta iniciativa, impulsada por la alianza entre el consorcio Wayuunaiki-FDI (Fundación para el Desarrollo Intercultural) y el programa Conectando Caminos por los Derechos, de USAID, busca contribuir a mejorar los flujos de información y la participación de la comunidad a través de infociudadanos, corresponsales juveniles o comunicadores comunitarios, que se conectan y son un parlante a las necesidades, historias y dinámicas del territorio.

Los semilleros están integrados por líderes y lideresas comunitarios, mujeres, jóvenes, LGTBIQ+, migrantes, retornados y población de acogida y wayuu en vastos asentamientos en La Guajira colombiana: Cardón Guajiro (Riohacha), La Bendición de Dios 2 (Maicao), El Aeropuerto (Uribia), en La Guajira colombiana.

Después de recibir capacitaciones sobre los derechos de la movilidad humana y sobre formatos de comunicación, se constituyeron en los semilleros Cardón Guajiro en Riohacha; Liderazgo Juvenil y Kottirashiwayaa (Todos unidos) en Uribia, y La Bendición de Dios 2 en Maicao.

Las personas responsables y que llevan adelante este proyecto son: Astrid Yepes Ladino, asesora técnica por parte de FDI y Ana Karolina Mendoza, coordinadora en territorio por parte de Wayuunaiki. Este equipo tiene una alianza con El Pitazo a través de Alatakaa, El Pitazo suena en wayuunaiki.

Desde el enfoque técnico del proyecto aprenden a ser voceros en sus entornos y multiplicadores de información veraz, oportuna y pertinente, co creando contenidos con enfoque diferencial y perspectiva de género.

Las producciones son consensuadas en talleres de comunicación y periodismo comunitario con el apoyo de mentores en comunicación binacional, wayuu. También, están orientadas a generar procesos de cambio social y edu-comunicación, por lo cual parten de historias que reflejan las necesidades de los grupos poblacionales, informan sobre rutas de atención y, básicamente, hablan de cómo empoderarse de los derechos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a