El diputado cuando estaba con Primero Justicia calificó al TSJ de “burdel” y ahora con su ayuda será candidato a la reelección en la Asamblea Nacional. Se presentaba como un opositor, pero tras su conexión con Alex Saab su discurso cambió y empezó a acusar a Guaidó de corrupción

#GuachimanElectoral | #NoLesPasóLaTarjeta

Por: Saraí Coscojuela

Desde el #GuachimánElectoral haremos seguimiento a las alianzas atípicas, políticamente hablando, que se dieron en las más recientes postulaciones de cara al #6D. Con #NoLesPasóLaTarjeta queremos hacerle ver a la gente que en política no todo está dicho: unos se cambian de acera, otros se mimetizan y algunos hasta cambian de color

La tarjeta de Primero Justicia, que no va a participar en las parlamentarias junto a otros 36 partidos, ni siquiera se destinó para el tarjetón electoral que se usará el próximo #6D. No fue necesario. Un grupo de exmilitantes se encargó de usar el aurinegro para ampararse en “Primero Venezuela”. La versión “frustrachera” de quienes salieron por la puerta de atrás de PJ.

Ahora, con el impulso del TSJ y el CNE, José Brito, exPJ, será candidato a la reelección en las parlamentarias en la alianza Venezuela Unida y el partido Primero Venezuela, junto a Luis Parra, Conrado Pérez, Chaim Bucarán, José Gregorio Noriega, Arkiely Perfecto, Freddy Paz, Luis Loaiza, Kerrins Mavarez, entre otros.

En una nota de prensa, después de postular varios candidatos a diputados, Venezuela Unida afirmó que son un movimiento “de la rebelión de la regiones”. Se autodenominan como los candidatos que “representarán a los venezolanos y los que reivindicarán la labor de los líderes regionales en el país”.

José Brito, casi desconocido hasta 2019, ha estado en el foco en los últimos 10 meses, pero no necesariamente por una buena gestión dentro de la Asamblea Nacional, sino porque fue señalado a finales del año pasado en una investigación de Armando Info, de viajar junto a un grupo de colegas para intentar limpiar la reputación a los empresarios Carlos Lizcano y Alex Saab. Allí comenzó su notoriedad.

El 5 de enero de 2020, Brito participó en la autoproclamación del diputado Luis Parra, como presidente del Parlamento, con el apoyo de la bancada del chavismo. “En este 2019 que acaba de concluir, fuiste la esperanza del país, hoy eres la mayor decepción; pudiste ser el futuro, pero hoy eres y serás el pasado; fuiste un sueño convertido en pesadilla, Juan Guaidó, a partir de hoy tu tiempo terminó”, expresó en ese momento.

El papel de opositor

Antes de ser diputado, José Brito intentó ser alcalde de El Tigre en tres oportunidades, sin salir victorioso en ninguna de ellas. En su primer intento, lo hizo con el partido Proyecto Venezuela, que abandonó en 2005 para irse a Podemos.

En 2013 volvió a aspirar al cargo, pero ya con Primero Justicia, aunque fue electo con el apoyo de ese partido como diputado de la Asamblea Nacional en diciembre de 2015. Según una nota de El Pitazo, la última visita de Brito a El Tigre fue el 16 de noviembre del año pasado, cuando marchó siguiendo los lineamientos y en apoyo a Juan Guaidó.

Antes del escándalo, de sus acusaciones en contra del presidente Juan Guaidó y de ampararse bajo Primero Venezuela, el diputado José Brito se presentaba como un opositor y rechazaba la gestión de la administración de Nicolás Maduro. Incluso, en 2017, el diputado José Brito calificó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como un “burdel”.

Tuvo muchas etapas, ninguna que indicara que podía “saltar la talanquera”. Participó en las manifestaciones de 2017 y fue agredido, con el impacto de una bomba lacrimógena, junto al parlamentario Juan Andrés Mejía (VP-Miranda). Un mes antes, había acudido a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para entregar un documento en el que exigía elecciones, pero no fue bien recibido y los funcionarios de la Guardia Nacional lo sacaron del lugar. Brito criticó la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, y aseguró que el objetivo de Maduro era no hacer las elecciones.

Tres semanas después, se publicó el reportaje de Armando Info, y el “cese de la usurpación” ya no era parte del discurso del diputado.

De verdad #NoLesPasoLaTarjeta

Ante la expulsión de Primero Justicia, Brito acudió en enero de este año al TSJ junto al diputado –y también expulsado de PJ– Conrado Pérez, para pedir la tarjeta de la organización política. La razón que dio es que “los negritos y pelo malo también tienen derecho de pertenecer a Primero Justicia”, omitiendo que hasta diciembre del año pasado formaba parte de la directiva nacional de la organización.

Seis meses después, con la convocatoria a elecciones en puertas por parte del CNE, el TSJ le dio la tarjeta electoral de Primero Justicia a José Brito, donde además quedó designado como coordinador nacional, pero el cargo le duró poco: el pasado 4 de septiembre (el último día de las postulaciones), el Tribunal anuló esta decisión.

Ese mismo día, Luis Parra y Conrado Pérez acudieron al CNE para inscribir candidatos bajo la nueva plataforma aurinegra Venezuela Unida. En una nota publicada por TalCual, se indica que ambos diputados, junto a representantes de la directiva ad hoc de Voluntad Popular, acudieron al CNE para solicitar un cambio en las tarjetas buscando que aparecieran en el tarjetón electoral como Alianza Venezuela Unida.

Brito, quien estaba habilitado para inscribir postulaciones, no acudió ese día a la sede del Poder Electoral. Sin embargo, Griselda Reyes, secretaria general de la organización Acción Ciudadana en Positivo (ACEP) denunció que, según le informaron, “de un plumazo decidieron desaparecer las siglas de ACEP para darle paso a un nuevo nombre llamado Primero Venezuela, y la verdad es que algo que nazca producto de un hecho corrupto no puede ser bueno”, agregó. Reyes señaló la posible connivencia de los diputados Luis Parra, José Brito y Chaim Bucarán en la decisión que cambió de manos al partido.

En un video publicado por el Diario El Vistazo, Brito respondió a la decisión del TSJ de anular la junta directiva ad hoc y aseguró: “Si de eso depende la libertad de muchas más personas (…) si de eso depende también, no solamente la libertad, sino también la solución a la crisis que hay en Venezuela (…) yo en lo particular, José Brito y para el resto de los compañeros, primero está Venezuela. Para la rebelión de las regiones, primero está Venezuela”.

¿Qué tan útil fue esta publicación?