Entre 2008 y 2017, Venezuela invirtió 510,7 millones de dólares en Nicaragua para la producción de tanques de almacenamiento, una de las tres obras del que se suponía iba a ser el proyecto petrolero más grande de la región. Además, participaron dos contratistas que han sido acusados de pagar sobornos por contratos en Venezuela, revela Chavismo Inc, una investigación periodística realizada por la ONG Transparencia Venezuela, la plataforma periodística regional Connectas y la Alianza Rebelde Investiga (ARI).

El complejo se proyectaba como la iniciativa de cooperación venezolana en Centroamérica y el Caribe, si se tomaban ciertas las promesas oficiales. En 2007, Hugo Chávez al asistir a la puesta de la primera piedra mencionó que se invertirían 4.000 millones de dólares para esta obra que incluiría: una planta de almacenamiento de combustible, una refinería y un complejo petroquímico.

En principio, la idea era que el proyecto se desarrollara en un plazo de cuatro a cinco años, pero no se hizo. La única construcción que se completó fue la planta de combustible, donde se aprobó un presupuesto inicial de 283 millones de dólares, pero se culminó con otros 227, millones de dólares

Uno de los contratistas en este proyecto fue Miguel Ángel Castillo Lara, propietario de la empresa Castillo Max Oil & Gas. Le vendió, en 2016, boyas de amarre a Nicaragua para el proyecto petrolero. En 2017, el Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebin) lo detuvo durante 90 días para investigarlo por el supuesto pago de sobornos con los que obtuvo contratos en Pdvsa.

Otro de los responsables de la construcción de la planta de almacenamiento nicaragüense fue la empresa china CAMC Engineering Ltd. Según un juez del principado de Andorra, esta compañía asiática pagó cien millones de dólares en sobornos a Pdvsa para garantizar el contrato de un proyecto arrocero en el estado Delta Amacuro en Venezuela.

Para conocer los detalles de cómo se desarrolló este proyecto en Nicaragua, lea la investigación completa en El mal sueño de Bolívar fue una refinería.

PARA VER EL ESPECIAL HAZ CLIC EN ESTE BANNER

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.