Encuesta determinó que 900.000 venezolanos esperan por la segunda dosis de Sputnik V

El estudio concluyó que apenas 12,6% de los mayores de 65 años han sido vacunados en el país. Esta situación podría explicarse por razones políticas y consideraciones científicas que llevaron a aplicar la vacuna rusa en Venezuela a los mayores de 60 años. La producción y envío del segundo componente de este fármaco ha sufrido retrasos que impactaron a varios países

597
Ministro de salud dijo que harán esta semana un segundo desembolso para el mecanismo Covax. Foto AFP

El grupo etario más vacunado en el país es el de los 45 a 55 años, mientras que en grupos de alto riesgo, como los mayores de 65 años, la cobertura de vacunación es de apenas 12,6%.

Este es uno de los hallazgos de un estudio del sector médico y académico del país presentado el pasado 2 de septiembre por el médico infectólogo, Julio Castro.

La investigación siguió una metodología de investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para medir el grado de cobertura de vacunación en Venezuela. Se realizaron 2.436 encuestas en 290 municipios del país entre el 23 al 27 de agosto de 2021. Los datos fueron comparados con una medición previa realizada en julio. El error muestral del estudio es de 2,03% y el nivel de confianza 95%

“Un elemento importante y muy llamativo para nosotros es que el grupo poblacional que mayor porcentaje de vacunación tiene es el de 45 a 55 años. Y cuando vemos las edades extremas, que son los grupos de más alto riesgo, solo 12,6% de los mayores de 65 años y 21% de los mayores de 55 (hasta 64 años) han sido vacunados”, explicó Castro durante la presentación del estudio a través de la plataforma digital Zoom.

La interpretación que hace el profesor del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela de estas cifras es que la vacunación en el país ha sido prácticamente “al azar”, pues los números coinciden con la distribución poblacional del país por edad.

“Esto contrasta con estrategias de buenas prácticas. Se tendría que ir vacunando primero a los grupos de mayor riesgo (mayores de 65 años, aunque numéricamente sea menor en términos de población general ) y, de ahí en adelante, en orden decreciente por edad”, explicó.

El pasado 18 de julio, Transparencia Venezuela enumeró las siete irregularidades del proceso de vacunación anti-COVID-19 en Venezuela a 100 días de su activación.

Entre ellas, destacaron que, a pesar del anuncio del Ministerio de Salud sobre la prioridad que se daría a mayores de 60 años y a personas entre 18 y 59 años con comorbilidades o enfermedades crónicas, la realidad ha sido otra.

“Personas de todas las edades y sin padecimientos han recibido el mensaje de texto o se han saltado la norma impuesta desde el Ministerio de Salud y han acudido a vacunarse sin ser convocados. En algunos centros de vacunación, como el hotel Alba Caracas, han atendido a personas a las que no les llegó el mensaje de texto”, advertían en un informe.

Ante la expectativa de llegada de nuevas vacunas al país, Castro considera prioritario que se haga un esfuerzo por favorecer a los grupos más vulnerables: mayores de 65 años y personal sanitario.

Aunque reconoce que ha habido un avance en términos de la población vacunada, aún es insuficiente. Advierte que la opacidad sobre el manejo del proceso por parte de las autoridades (no se informa sobre cifras de vacunados por día, o el porcentaje oficial de población de alto riesgo o sanitaria vacunada) entorpece la gestión de la pandemia, tal como lo había anticipado el Vacunómetro del pasado 1 de septiembre de la Alianza Rebeldes Investiga (ARI).

“Esto es una reflexión. Si hay una estructura para discutir estos aspectos es la mesa técnica de vacunación, que tiene dos meses sin reunirse. Las encuestas dan un reflejo de la realidad, pero no son la realidad misma (…) Hay que hacer énfasis en favorecer a grupos vulnerables: mayores de 65 años y al personal sanitario. Debería haber un esfuerzo por mejorar la cobertura en estos grupos”, opinó.

El tipo de fármaco más empleado también influye

Otro factor que podría explicar que los grupos mayores de 60 años no sean los más vacunados en Venezuela es el tipo de fármaco más utilizado en el país para inmunizar contra el COVID-19.

La encuesta determinó que se han inyectado 8 millones de dosis de la vacuna china Verocell, producida por la casa Sinopharm. Eso representa un 78,9% del total de vacunas aplicadas en Venezuela.

Mientras que de la vacuna rusa Sputnik V, la primera en recibir una autorización para su uso de emergencia en el mundo, solo se han aplicado 1,7 millones de dosis en Venezuela (21%). Es importante apuntar que, según el seguimiento del VacunómetroVen, a Venezuela solo han llegado 1,4 millones de dosis de la Sputnik V. Este nuevo dato que arroja la encuesta evidencia nuevamente que el Gobierno nacional no ha informado sobre los últimos lotes de vacunas que llegaron al país.

Cabe recordar que, desde los inicios de la vacunación masiva en el país, la vacuna rusa fue la escogida para inmunizar a la población mayor de 60 años.

El gobierno ha alegado que, por razones políticas y bloqueo de recursos, ha tenido pocas posibilidades de adquirir vacunas en el mercado internacional, por lo que las compras se han concretado con sus aliados políticos, China y Rusia.

La razón científica es que un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet (2 de febrero de 2021) determinó que, con un régimen de dos dosis, la protección de Sputnik V contra la enfermedad sintomática en mayores de 60 años es de 91,8% y de 100% contra casos graves.

Como contraparte, la vacuna china no fue la de elección inicial para inmunizar a los adultos mayores venezolanos, debido a que su eficacia en personas con más de 60 años no fue ampliamente evaluada.

En mayo de 2021, se publicaron los resultados de los ensayos en fase II en la revista de la Asociación Médica Estadounidense Jama. La eficacia de la vacuna china para prevenir el COVID-19 sintomático fue de hasta 78%. Pero es importante resaltar que 98,3% de los participantes del estudio tenían entre 18 y 59 años y que menos de 2% de los evaluados eran mayores de 60 años.

Además, un reciente estudio desarrollado en Hungría y publicado en el repositorio de prepints medRxiv en julio de 2021 concluyó que la protección contra el COVID-19 sintomático de la vacuna china se reduce significativamente en ancianos.

El bioquímico Balázs Sarkadi y el bioestadístico Tamás Ferenci analizaron muestras de sangre de 450 personas vacunadas dos semanas después de su segunda dosis de Sinopharm. Se halló que, aunque 90% de los menores de 50 años desarrollaron anticuerpos protectores, 25% de los que tenían 60 años y hasta 50% de evaluados con 80 años no produjeron ningún anticuerpo protector.

A partir de los resultados de las investigaciones, la estrategia científica adoptada en Venezuela parecía la más sensata, pero los retrasos en el despacho del segundo componente de la vacuna Sputnik II por parte de Rusia (que afectaron no solo a nuestro país, sino a todos los que esperaban completar el esquema de vacunación de sus habitantes), ha llevado a que, en los últimos meses, la vacuna china se utilice para inmunizar a la población mayor de 60 años.

La encuesta presentada por Castro recogió que 71,5% de los vacunados con Sputnik V han recibido una sola dosis. Apenas 28,5% han completado su esquema de vacunación. Esto significa que 900.000 personas siguen esperando por la llegada del segundo componente al país.

Más datos sobre la vacunación en Venezuela

Otros números relevantes de la encuesta que midió la cobertura de vacunación en Venezuela durante agosto son los siguientes:

9.8 millones de vacunas han sido aplicadas

Al menos 6.400.000 millones de venezolanos han sido inmunizados con una sola dosis de vacuna anti-COVID-19 (22,45% de la población)

Solo 3.37 millones de personas estarían completamente vacunadas contra el coronavirus (11,76%)

71,7% de los encuestados afirmó haber completado su esquema de vacunación de dos dosis entre julio y agosto.

95.000 personas (0,5% de los encuestados) notificaron que se vacunaron fuera del país.

Unas 12.000 dosis del candidato vacunal Abdala han sido admistradas en Venezuela.

58% de los vacunados con Sinopharm han recibido dos dosis de la vacuna.

71,5% de los inmunizados con Sputnik han recibido una sola dosis. Apenas 28,5% han completado su esquema de dos dosis.

28,3% de la población que dice que no ha recibido la segunda dosis dijo que fue porque no había vacunas en el centro al momento de acudir.

Si se comparan estas cifras con el más reciente informe del Vacunómetro (que se elabora a partir de los datos oficiales), se nota que el gobierno reporta un porcentaje ligeramente superior de venezolanos inmunizados con al menos una dosis de vacuna contra el COVID-19 (25,48% de la población).


Esta noticia es parte del seguimiento al proceso de vacunación contra el COVID-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual.

Lee más sobre el #VacunómetroVen haciendo clic AQUÍ

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.