Tras la declaración de cuarentena y otras medidas sanitarias, miles de migrantes venezolanos se quedaron sin trabajo. Muchos han podidos retornar, pero otros no lograron superar las barreras y quedaron varados en tierras lejanas y extrañas

Por: Equipo Hijos Migrantes

Este es el tercer y último capítulo de la serie de pódcast El vaivén del desarraigo, un trabajo especial con el sello de #HijosMigrantes realizado en alianza entre Historias que Laten, El Pitazo y el Proyecto Migración Venezuela del Grupo Semana de Colombia.

Fraymelis, de cuatro años, retornó a Venezuela junto a su mamá y su abuela. Tenía pocos meses de haber emigrado a Bogotá. La mamá de Fraymelis buscaba un mejor futuro para las tres, pero la llegada del COVID-19 agravó la cruda realidad de los migrantes venezolanos y les tocó volver.

Yorman y Janeth, su esposa, también querían retornar con su bebé en brazos, pero debido a las limitaciones en la frontera tuvieron que regresar a Bogotá después de haber viajado hasta Cúcuta. El bebé nació a comienzos de la pandemia y no cuenta con partida de nacimiento. Dieron vuelta en U, pero sin ninguna garantía de seguridad y trabajo.

Escucha la historia completa en El regreso a casa.

Todas estas historias se pueden leer, escuchar y ver en el especial
Inocencia desplazada

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.