Tras la declaración de cuarentena y otras medidas sanitarias, miles de migrantes venezolanos se quedaron sin trabajo. Muchos han podidos retornar, pero otros no lograron superar las barreras y quedaron varados en tierras lejanas y extrañas

Por: Equipo Hijos Migrantes

Este es el tercer y último capítulo de la serie de pódcast El vaivén del desarraigo, un trabajo especial con el sello de #HijosMigrantes realizado en alianza entre Historias que Laten, El Pitazo y el Proyecto Migración Venezuela del Grupo Semana de Colombia.

Fraymelis, de cuatro años, retornó a Venezuela junto a su mamá y su abuela. Tenía pocos meses de haber emigrado a Bogotá. La mamá de Fraymelis buscaba un mejor futuro para las tres, pero la llegada del COVID-19 agravó la cruda realidad de los migrantes venezolanos y les tocó volver.

Yorman y Janeth, su esposa, también querían retornar con su bebé en brazos, pero debido a las limitaciones en la frontera tuvieron que regresar a Bogotá después de haber viajado hasta Cúcuta. El bebé nació a comienzos de la pandemia y no cuenta con partida de nacimiento. Dieron vuelta en U, pero sin ninguna garantía de seguridad y trabajo.

Escucha la historia completa en El regreso a casa.

Todas estas historias se pueden leer, escuchar y ver en el especial
Inocencia desplazada

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.