Un convenio integral multimillonario entre Cuba y Venezuela, en condiciones de desigualdad, permitió al gobierno cubano recibir hasta 103.000 barriles diarios de petróleo en años de bonanza petrolera. Pero 20 años después de la integración, la isla sufre una severa crisis por la escasez de combustible causada por la coyuntura económica de Venezuela. Un matrimonio que, en apariencia, muestra ser sólido, pero puertas adentro enfrenta una dura tormenta

Por: Armando Altuve

Las relaciones diplomáticas entre Cuba y Venezuela, que en el pasado se tornaron agridulces, dieron un giro de 180 grados cuando el fallecido Hugo Chávez llegó a la presidencia en 1998. La firma de un convenio de cooperación integral entre ambas naciones, ya vinculadas en la defensa de una visión ideológica común, se concretó en el ámbito económico. Fue el 30 de octubre de 2000 cuando el matrimonio entre los países se materializó, pero un análisis 20 años más tarde, realizado por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), un grupo de investigación periodística integrado por El Pitazo, Runrunes y Tal Cual, y El Toque, medio independiente cubano, en acuerdo con la plataforma Latinoamericana Connectas, revela que la unión bilateral está fracturada por las crisis económica y energética que se suscitan en sus territorios, aunque, en público, aparenten que la integración es cada vez más sólida.

El pacto consistió en el intercambio de bienes y servicios entre países. Mientras Venezuela exportó 508.983.740 barriles de petróleo, Cuba enviaba profesionales en distintas áreas, especialmente médicos y enfermeras, y exportaba productos elaborados en la isla. Por ejemplo, entre 2000 y 2018 compensó parte de la deuda con 24,5 mil toneladas de medicamentos. Un truque que, a juicio de académicos, como Rafael Quiroz, internacionalista y experto petrolero, no tenía condiciones que permitieran un equilibrio de ganancia.

Un estudio económico del Royal Institute Elcano confirma la opinión de Quiroz. El análisis concluye que Venezuela perdió un ingreso potencial de 29.400 millones de dólares, entre 1996 y 2017, en el intercambio petrolero con Cuba.

La crisis económica, y en especial la disminución en la producción de crudo por la caída de la industria petrolera de Venezuela, afectó la estabilidad que gozó Cuba por más de 10 años con el convenio de cooperación. Nicolás Maduro, presidente reelegido en elecciones cuestionadas, no ha podido cumplir con los envíos de barriles del recurso en los términos acordados, por lo que el pueblo cubano ahora sufre escasez de combustible que ha afectado a la industria y, en especial, a la farmacéutica, que no ha podido producir medicinas por fallas en el acceso a materia prima, de acuerdo con la versión oficial.



VENEZUELA PERDIÓ UN INGRESO POTENCIAL DE 29.400 MILLONES DE DÓLARES, ENTRE 1996 Y 2017, EN EL ITERCAMBIO PETROLERO CON CUBA


Según un estudio económico del Royal Institute Elcano

El golpe a la industria farmacéutica cubana comprometió, a su vez, que Cuba siguiera exportando medicinas a Venezuela al punto de que la red de centro de atención de la Misión de Barrio Adentro, programa de salud bandera del gobierno chavista, presentó fallas en sus inventarios desde hace dos años aproximadamente, según confirmaron trabajadores de los diferentes dispensarios en nueve estados de Venezuela.

¿Qué cantidad de recursos invertidos totaliza este convenio a sus 20 años? ¿Cuál ha sido el impacto para los cubanos y venezolanos? Conoce los pormenores de esta alianza haciendo clic en esta imagen.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.