Cuatro empresas chinas fueron contratadas por el gobierno venezolano para construir cinco plantas termoeléctricas y una línea de transmisión. El objetivo era mejorar el sistema eléctrico del país. Una investigación realizada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) y Connectas pudo constatar que ninguno de los proyectos genera electricidad

Por: ARI y Connectas

Entre los acuerdos firmados con China se planteó la instalación de cinco plantas termoeléctricas que brindarían soporte en un 40% al sistema eléctrico nacional y una línea de transmisión de 400 kilovoltios entre la planta Manuel Piar, en Bolívar, y la represa Uribante – Caparo en Táchira.

Para la instalación de las plantas se invirtieron 4.856 millones de dólares y en la línea de transmisión 1.315 millones de dólares. Sin embargo, la investigación realizada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) y Connectas, una plataforma periodística que apoya proyectos de investigación en América Latina, pudo constatar a través de documentos oficiales de Corpoelec y voces de expertos que las plantas no generan electricidad por falta de mantenimiento y combustible.

José Aguilar, especialista en sistema de generación eléctrica, explicó que el personal que quedaría a cargo de las plantas fue instruido por las empresas constructoras de las termoeléctricas; sin embargo, Corpoelec y Pdvsa no velaron por los trabajos de mantenimiento.

El Pitazo te presenta en claves los hallazgos más importantes sobre estas obras:

  • La planta eléctrica Batalla de Santa Inés, ubicada en el estado Barinas, fue inaugurada en el año 2017, pero nunca operó al 100%. La planta fue diseñada para generar 105 megavatios instalados y solo llegó a producir 45 megavatios. Para febrero de 2021, generaba 15 y para agosto la planta se encontraba fuera de servicio por falta de combustible.
  • Aguilar indicó que las empresas involucradas en la construcción de la planta Termocarabobo II y de la Planta Centro, firmaron los contratos con montos por encima de los precios reales de las obras. A la empresa China Machinery Engineering Corporation, el gobierno le pagó por una turbina de Planta Centro 45% más de su valor. Y en la planta Termocarabobo II, se estima que hubo un sobreprecio de 620 millones de dólares. Ambas plantas desde el año 2019 no funcionan.
  • La construcción de la  línea de transmisión de la planta Manuel Piar hasta Uribante-Caparo comenzó en el año 2012 por las empresas China Camc Engineering y China Gezhouba Group International Engineering. Sin embargo, extrabajadores de Corpoelec, señalan que se desconoce que la construcción del proyecto haya iniciado. 
  • Según una investigación realizada por la agencia de noticias Reuters, la empresa Sinohydro Corporation Ltd pagó 2.287 millones de dólares en sobornos para que Pdvsa le otorgara el contrato de las plantas José Félix Ribas, en Aragua; Termocarabobo II, en Carabobo, y Batalla de Santa Inés. Mientras que la empresa China Camc Engineering pagó 31 millones de euros para construir la planta Don Luis Zambrano, ubicada en Mérida.

Visita el especial Chanchullos costosos para conocer el estatus de otros 16 proyectos fallidos ejecutados en el marco de la relación bilateral entre China y Venezuela

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.