Abuelo cuenta su experiencia al vacunarse en Cumaná

Este 25 de mayo Fortunato Salazar se convirtió en el primer adulto mayor de Carúpano, estado Sucre, en recibir la vacuna rusa Sputnik V. Cree que su oportunidad deben tenerla todos los adultos mayores de Venezuela

263
Desde este miércoles los adultos mayores son traslados desde Carúpano hacía el hospital de Cumaná en un autobús rojo con aire acondicionado | Foto: Yesenia García

Carúpano.- Fortunato Salazar se convirtió en el primer abuelo carupanero en ser inmunizado. Recibió la primera dosis de la Sputnik V el martes 25 de mayo en una jornada que se realizó en el Hospital Antonio Patricio de Alcalá de Cumaná, estado Sucre, y pide a la gente vacunarse sin miedo. Vía telefónica, este 26 de mayo, contó a El Pitazo lo que sintió ese día y lo que piensa sobre la inmunización contra el COVID-19.

Tiene 70 años de edad, un buen sentido del humor y desarrolla con facilidad un diálogo. Vive en el centro de Carúpano, municipio Bermúdez, y con mucho orgullo dice que aún trabaja en una posada en la playa. Va solo a su trabajo; adora trabajar, sentirse activo y productivo, por eso no dudó en aceptar la vacuna apenas lo llamaron. 

Lo seleccionaron a través del sistema Patria, plataforma en la que lo registraron sus hijos. Fue uno de los 975 adultos mayores de las cinco parroquias del municipio Bermúdez escogidos para iniciar la jornada de vacunación entre la población de alto riesgo en Sucre

Cuando llamaron a Fortunato, él estaba en Pariaguán, estado Anzoátegui, visitando a un hijo; por eso se trasladó rápidamente a su estado para asistir a la jornada. Está agradecido con la oportunidad y asegura: “Vacunarse no es un acto político y que no debe tomarse así por las personas que no quieren vacunarse». 

“Mi familia y yo no dudamos nunca en vacunarme porque estoy operado de un tumor en la vejiga y me extirparon la próstata. Por eso, soy una persona de riesgo si llego a contraer esa enfermedad”, expresa Fortunato, quien al igual que otros abuelos era esperado por un equipo médico para ser inmunizados.

LEE TAMBIÉN

Copa América | 12 integrantes de la Vinotinto dieron positivo al COVID-19 en Brasil

Viajó seis horas desde Pariaguán hasta el hospital de Cumaná junto a un hijo para poder ser vacunado. Al hablar sobre su experiencia, Fortunato dijo que el viaje en carro particular se le hizo corto, llegó a las 2:00 pm y cuando lo pincharon, asegura que no le dolió. 

Luego de recibir la dosis, afirmó que no sintió ningún efecto adverso, y que recibirá la segunda inoculación el próximo 15 de junio. También manifestó su deseo de que otros adultos mayores tengan la misma oportunidad que él, de modo que espera que las autoridades consigan el número de medicamentos necesarios para inmunizar a toda la población. «La vacuna no prevendrá que no dé el virus, pero sí que nos dé más leve», dijo.

Tiene esta opinión porque en el municipio Bermúdez hay 236 casos confirmados de COVID -19 de los cuales, 47 permanecen activos. Al menos 20 personas han fallecido. En total, en Sucre hay 5.813 casos detectados y 176 fallecidos por el virus, según el reporte de las autoridades nacionales.

Fortunato cree en Dios. “En un sueño, Dios me dijo que  iba a durar 100 años. Posteriormente, recibí esta llamada y me vacunaron. Yo le pido a todo el que tenga oportunidad de vacunarse gratis que lo haga, el virus es una realidad”.

Esta noticia es parte del seguimiento al proceso de vacunación contra el COVID-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.